La pastilla de jabón se vuelve a usar en formato “deluxe”

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Montse Morales (Tedise)
Directora Creativa de Ártidi
Caminante de la vida, apasionada de lo nuevo, inquieta por naturaleza, viajante en busca de ideas, creativa insaciable, cazadora del tiempo, amante del saber comer, compañera sin rutinas

Categoría: Belleza

Mientras que hoy se espera de nosotros el mínimo de una ducha al día, hasta el siglo XIX los europeos veían eso de bañarse como algo bastante sospechoso.

foto 1 montse belleza

Categoría: Belleza

Mientras que hoy se espera de nosotros el mínimo de una ducha al día, hasta el siglo XIX los europeos veían eso de bañarse como algo bastante sospechoso. Porque en realidad, el baño fue el rey del aseo hasta que en los 80 la ducha le tomó la delantera. Y en uno u otro caso, hasta hace solo unos años, la higiene diaria se llevaba a cabo con pastillas de jabón. Un buen día, de forma lenta pero segura, las fórmulas líquidas comenzaron a implantarse: En las casas, en los lavabos públicos, en los hospitales… Los geles se consideraban como algo más higiénico y libre de bacterias.

Las pastillas de jabón han tenido desde entonces un sitio reservado en los cajones de la ropa interior, reconvertidas en ambientadores o, si acaso, como regalo para la tía abuela por Navidad, en cajitas de tres unidades. Para los resistentes a la invasión del gel, en las estanterías de los supermercados seguían ofreciéndose, de manera casi residual, los de las casas más emblemáticas, de Heno de Pravia a Magno.

Sin embargo, de un modo tan callado como se marcharon, las pastillas de jabón están iniciando poco a poco una tímida vuelta, y al amparo de esta tendencia han nacido algunas firmas especializadas en jabones en barra, que vuelven lo hacen envueltos en un aura de cosmético natural, artesanal, en ocasiones de gama premium, con cuidadas presentaciones y a veces un ligero (o intenso) regusto vintage.

foto 1 montse belleza
foto 2 montse belleza
foto 3 montse belleza