Curiosidades de escuelas

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Montse Morales (Tedise)
Directora Creativa de Ártidi
Caminante de la vida, apasionada de lo nuevo, inquieta por naturaleza, viajante en busca de ideas, creativa insaciable, cazadora del tiempo, amante del saber comer, compañera sin rutinas

Categoría: Curiosidades de escuelas

“Que lo haga el becario… si si, el eterno becario!”

Becario es un eufemismo que surgió a principios del siglo XX para hacer referencia a un esclavo…

becario1 curiosidades de escuelas

Categoría: Curiosidades de escuelas

Que lo haga el becario…

becario1 curiosidades de escuelas

¡Eh, tú! Traeme un café con leche de soja y Omega 3, en una vaso de cristal, con dos hielos, dos cucharadas de azúcar moreno, y con una cuchara de tamaño medio cuadrada con el mango de madera para remover. Ah! y que no esté ni frío ni caliente, y que sea de máquina”

Becario es un eufemismo que surgió a principios del siglo XX para hacer referencia a un esclavo, una vez abolida formalmente la esclavitud.Es muy fácil reconocer a un becario en una empresa. Es una persona joven, con ganas de trabajar, recién licenciado, que normalmente tiene una jornada laboral de 10 horas diarias para poder aprender más “rápidamente” y que intenta llegar sano y salvo a casa cada día de la oficina la cual para él es una jungla.En realidad el cometido de un becario es limitarse a mirar como trabajan sus compañeros y ayudarles aportando sus conocimientos recientemente adquiridos, cuando en realidad lo que aporta son sus brazos para cargar archivos, llevar cafés y hacer el trabajo sucio.La situación de los becarios hoy en día en España es precaria. Contratos infinitos, convenios y promesas fantasma, situaciones irregulares y de explotación, sueldos la mayor parte de las veces nulos o mínimos y lo peor, su esfuerzo y trabajo nunca es valorado o reconocido. Este suele ser el día a día de los becarios, que por conseguir experiencia laboral o ampliar su currículum llegan a hacer más horas que un reloj y acceden a ofertas de prácticas con una idea muy lejana de la realidad que experimentan.

Los primeros becarios surgieron en el Antiguo Egipto. Allí, los estudiantes recién licenciados de sus carreras de ingeniería y arquitectura eran contratados por la empresa estatal “Piramides y otros S.A.”. Estos primeros becarios ayudaban en las obras de construcción de pirámides, esfinges, templos y demás construcciones típicas de la época. Aprendían el método de colaboración en grupo durante la jornada laboral, y cobraban la módica cifra de 100 latigazos a la hora.En definitiva, dicen que hemos progresado con los años, pero actualmente por no cobrar no se cobran ni latigazos.

Ártidi