La Txell
Fins aviat avi

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Nick Gentry ( http://www.nickgentry.co.uk/ ) es un artista británico graduado en el Central Saint Martins College of Art & Design, una de las escuelas de diseño más importantes del mundo.
Meritxell Panadès (La Txell)
Estilista y Ex alumna de Artidi
Mi hogar es mi camino, mis emociones son mis sentidos, mi vida es disfrutar de mi día a día y creo en crear mis sueños.

Categoría: La Txell

Después de un huracán y de una tormenta de nieve que cubrió toda Nueva York bajo 50 centímetros de nieve que nos cogió a todos bastante desprevenidos…no sabía que lo peor, y cuando digo peor me refiero a que no hay nada que se pueda asemejar a ello, recibo una terrible noticia de mi familia desde España.

El sábado pasado mi abuelo murió. Tuvo una muerte dulce, sin una enfermedad que nos avisara que en cualquier momento esto podía pasar. No! La vida nos dio a todos una buena bofetada.

xtell1 la txell

Categoría: La Txell

Después de un huracán y de una tormenta de nieve que cubrió toda Nueva York bajo 50 centímetros de nieve que nos cogió a todos bastante desprevenidos…no sabía que lo peor, y cuando digo peor me refiero a que no hay nada que se pueda asemejar a ello, recibo una terrible noticia de mi familia desde España.

El sábado pasado mi abuelo murió. Tuvo una muerte dulce, sin una enfermedad que nos avisara que en cualquier momento esto podía pasar. No! La vida nos dio a todos una buena bofetada.

„Y, por que estando yo tan lejos te tienes que ir??“. Por qué? Por qué?…no dejo de repetirme una y otra vez. Estoy descentrada, me siento impotente, me siento lejos, muuuuuy lejos…me siento sola. Lo primero que me viene a la cabeza es coger rápidamente un vuelo e irme a abrazar a mi familia, a llorar con ellos…a sufrir la perdida con ellos, „Que hago yo aquí??“… Me rodea una impotencia que me encierra en la más profunda de las desesperaciones en esos momentos.

Lloro, lloro mucho…me abrazo a mi misma, en esos momentos no hay nadie que me pueda ofrecer un consuelo, que me de un abrazo…que me acompañe en mi pena, en mi furia, en mi tremenda rabia por haberle perdido. Estoy sentada en la silla delante de mi escritorio, subo las piernas y las abrazo con mucha fuerza contra mi pecho y dejo que salga todo, siento incluso que me ahogo.

Pienso en mi madre….joder vaya palazo! Quiero estar a su lado, quiero entregarle toda mi fuerza, quiero parar el mundo por un segundo, acurrucarla y decirle que no se preocupe, que no sufra, que yo estoy aquí, que tiene que continuar por ella y por nosotras, sus hijas, que sin ella perdemos el norte…que es nuestra brújula y que sin ella somos navegantes sin rumbo. Quiero que llore toooooodo lo que tiene que llorar, que chille… que saque todo el dolor y luego ayudarla a respirar de nuevo…. „Mami, quiero estar contigo!!“

Pienso en mi abuela. Como necesito quedarme a su lado, darle la mano, apretarla fuerte…que sienta que tiene un pilar donde apoyarse. Que sepa que no dejaré que se derrumbe, que la cuidaré, la mimaré, le daré tooooodo mi amor, mi cariño…que seré su día, su noche, que no se sentirá sola nunca. Quiero ayudarla a recordar, no a olvidar. Quiero que juntas celebremos la vida que mi abuelo, su marido, nos regaló…quiero enseñarle a recordar una bonita historia no esta tremenda pesadilla.

Pienso en mi padre. „Papi, sabes que estoy dándote apoyo para que tengas todas las fuerzas necesaria para darle a mama, no??“ Sé que lo está haciendo y lo hace con un amor extremadamente incondicional…siempre he admirado el amor que hay entre ellos, es taaaaaan real, tan puro, es aquel que todos soñamos con alcanzar y que nos alcance, son una unidad, son dos locos enamorados el uno del otro! El es un hombre muy fuerte y que voluntariamente se llevara todo lo burocrático. Pero quiero estar revoloteando…que de vez en cuando me suelte una de las suyas y que me haga tronchar de risa, que me coja por sorpresa, me muerda la oreja…y yo me cabree con él. Papi, necesito que me des parte de tu filosofía de la vida para superar esto. Quiero que me vuelvas a escribir tu cuento…esta vez „tu embajadora de un reino sin rey“ necesita tener a su lado a su rey.

Pienso en mis hermanas. Mis pequeñas. No quiero que sufran! Quiero darles protección. Quiero estrujarlas fuertemente, decirles cuanto las quiero y que sepan que las tres somos una. Quiero entregarles toda mi sonrisa, darles unas cuantas lecciones de superación…y acabar llorando abrazadas las horas que hagan falta.

Pienso en toda mi familia. Como necesito pasar el duelo con todos ellos…ahora mismo todos compartimos un mismo dolor, un mismo sentimiento. Compartimos una perdida, una muerte. Joder…quiero estar con ellos!!

Cuando todo acaba de darme vueltas. Cuando por fin consigo centrarme en la situación… centrarme en mi misma. „Muy bien Txell, no hay nada que hacer…todo paso, no puedes hacer nada“. Si yo no me doy las fuerzas y los ánimos necesarios nadie lo hará por mi, si yo no lo hago por mi misma…”pequeña, no vendrá nadie a rescatarte del pozo!”.

Así que con el mayor acto de fortaleza que recuerde en mis 28 años, decido afrontar la situación desde la distancia…no me queda otra! Y le escribo una última carta a mi abuelo:

Mi primo consigue leerla en el funeral y lo tremendamente agradecida que estoy!!…gracias a él pude estar un poco más cerca de todos ellos y por supuesto, que mi abuelo, este donde este…pudiera saber que día tras día, año tras año, celebraré la vida que he pasado junto a él. Lo quiero tremendamente y tendrá que pasar mucho tiempo para que me pueda acostumbrar a su silencio…a su vacio.

Hoy, dos días después, os escribo esto con un peso enorme en mis manos…mis dedos no me dejan a penas teclear lo que quiero decir, es que ni siquiera sé lo que quiero decir! Como lo sabré si ni siquiera sé cómo me siento?? Me da hasta miedo… te fortaleces de tal forma, que no sabes hasta qué punto es fuerza o frialdad. Estoy totalmente encerrada en mi misma, no tengo que bajar la guardia…mi camino debe continuar, intentar hacerlo como lo he estado haciendo hasta ahora. Soy fuerte…si señor! Ahora lo sé!

Me gustaría contaros lo bien que me lo he pasado, las experiencias energizantes que me han rodeado…pero esta vez, no os engañaré…es toda una putada!! Y la vida una vez más me ha puesto a prueba, es como…“toma!!, supera esto Txell“…

…y si! Lo superaré!

Le prometí a mi abuelo que la orquesta continuaría sonando, que la música no puede parar…desafortunadamente un instrumento ha dejado de tocar!! Pero hemos aprendido muchísimo de él, tardaremos, pero solos nos las arreglaremos para seguir celebrando…LA VIDA!!

Y todo ello amig@s …desde Nueva York.

La Txell

Per a tu, per a que siguis on siguis, sapigues que amb tu, part de la meva vida s’ha anat… T’estimu i et trobaré a faltar moltissim!!

xtell1 la txell