Campañas Publicitarias

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Montse Morales (Tedise)
Directora Creativa de Ártidi
Caminante de la vida, apasionada de lo nuevo, inquieta por naturaleza, viajante en busca de ideas, creativa insaciable, cazadora del tiempo, amante del saber comer, compañera sin rutinas

Hoy podréis ver 3 videos de campañas una de ella publicitaria a mucha gran escala literalmente y las otras de Amnesty

Categoría: Diseño

Otra maravilla hecha con códigos QR. En este caso, una famosa cadena de autoservicios de Corea del Sur llamada Emart tenía un pequeño problema. Son una gran empresa, con unas ventas más que considerables. Pero a la hora de la comida (entre el medio día y la una de la tarde), sus ventas bajaban de manera espectacular. Para evitarlo, a la agencia Cheil Worldwide se le ocurrió una magnífica idea. Crearon una especie de escultura a lo reloj solar, de tal forma que justo a esas horas, la sombra proyectada por el sol formaba un código QR que, al ser escaseado, te ofrecía ofertas y descuentos. A cualquier otra hora, la sombra es distinta y no se reconocía el código. Dicen que gracias a esta acción sus ventas han crecido un 25%.

Categoría: Diseño

Otra maravilla hecha con códigos QR. En este caso, una famosa cadena de autoservicios de Corea del Sur llamada Emart tenía un pequeño problema. Son una gran empresa, con unas ventas más que considerables. Pero a la hora de la comida (entre el medio día y la una de la tarde), sus ventas bajaban de manera espectacular. Para evitarlo, a la agencia Cheil Worldwide se le ocurrió una magnífica idea. Crearon una especie de escultura a lo reloj solar, de tal forma que justo a esas horas, la sombra proyectada por el sol formaba un código QR que, al ser escaseado, te ofrecía ofertas y descuentos. A cualquier otra hora, la sombra es distinta y no se reconocía el código. Dicen que gracias a esta acción sus ventas han crecido un 25%.

Amnistía Internacional

Amnistía Internacional nos está sorprendiendo muy gratamente con su publicidad y sus acciones. En este caso, querían criticar la venta de armas que algunos países hacen a regímenes dictatoriales.
Para ello, no se les ocurrió otra cosa que plantarse en algunas fábricas de armas disfrazados como algunos de los villanos más famosos del celuloide.

El mensaje es claro, si no les venden armas a villanos ¿por qué se las venden a tiranos?