Cómo librarte de la próxima cita

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

De nuevo lunes, de nuevo la sección de humor de Anna. Esta semana nos saca una sonrisa con:
Cómo librarte de la próxima cita.
 
Hay muchos motivos para que una relación pierda interés y no voy a enumerarlos todos aquí. No obstante, a veces ocurre que la próxima cita apetece tanto como ver una autopsia. Aquí te doy unas cuantas ideas para escurrir el bulto para la próxima vez que quieras librarte de una cita.
 
A menudo, adviertes que la cosa no va bien cuando ya estás con él, y este puede ser un buen momento para poner en marcha tu plan de acción. Estoy dando por supuesto que no te gusta ni pizca y no quieres volver a verlo nunca más, así que nada de evasivas ni excusas: tienes que entrar a matar. Utiliza la técnica del trabajador por cuenta propia que no dice nunca que no: haz que te deje él. Para ello, debes conseguir que no quiera volver a quedar contigo comportándote de una forma que lo abochorne o le repugne.

Categoría: Humor
mala cita humor

Categoría: Humor
mala cita humor

INSTRUCCIONES
 
1. Si has salido a cenar con él, suénate la nariz con el mantel.
2. Pásate con la bebida y ponte a chillar.
3. Pellizca el culo a todos los hombres que veas (los camareros van bien).
4. Pide el plato mas caro de la carta con champán y déjatelo.
5. Empieza a reírte como una maníaca y finge que tienes tics.
6. Guiña el ojo a otros hombres e invitalos a beber, cargando las bebidas a su cuenta.
7. Exígele que elija entre su madre y tú o el deporte y tú.
8. Ponte una falda escocesa larga con calcetines de media.
9. Acude a la cita sin haberte de pilado las piernas.
10. Tampoco te laves el pelo.
11. Ponte tanto maquillaje que estés pringosa.
12. Avergüénzalo con tu testarudez.
13. Aficiónate a fumar puros habanos.
14. Ve con los dientes sin cepillar.
15. Lleva un chándal con un eslogan grosero.
16. O acude con la ropa del trabajo.
17. Ponte a eructar sonoramente en público.
18. Llama a sus amigos y queda con todos.
19. Nunca lo dejes plantado. Eso no sería digno de una señorita.